Pastor evangeliza en protestas de EE.UU y miles se entregan a Cristo

Un hecho bueno está ocurriendo en medio de las protestas en EE.UU, donde un pastor ha aprovechado la oportunidad para llevar a otros a los pies de Cristo.

Pastor evangeliza en protestas de EE.UU y miles se entregan a Cristo.

Dimmas planea recorrer todo el país para evangelizar y orar por otros.

Dimas Salaberrios, pastor de Infinity Church de Nueva York, hizo un llamado para que los cristianos vayan a las protestas a orar por otros, y traer paz a sus corazones.

El pastor viaja con frecuencia a lugares donde han ocurrido hechos violentos para llevar el evangelio; esta vez se encuentra en Minneapolis para “llevar luz” a esa ciudad.

«Creo que cuando la oscuridad está desenfrenada, tenemos que traer la luz. La iglesia debe ser más audaz que el enemigo», dijo en una entrevista junto a policías y manifestantes.

«La Iglesia, los cristianos, deben ponerse sus mascarillas y salir a estas protestas. Y caminar y preguntar: ‘¿Podemos orar por ustedes?’ ¿Podemos orar por su seguridad? Eso es lo que normalmente digo», agregó.

Salaberrios hace cuánto puede para detener la violencia en las manifestaciones, «Y la gente dice que sí, por favor. Un tipo estaba encendiendo petardos para asustar a la policía y porque oré por él, pude arrebatárselo de la mano. Pudimos detener eso», comenta.

Explica que en la mayoría de las concentraciones, son los jóvenes la mayor cantidad de personas que reúnen, por ello se reúne con otros pastores para orar por ellos, «Estos son niños de 16, 17,18 años. Alrededor del 60% de ellos eran blancos. Y alrededor del 40% eran negros en Minneapolis”.

“Y estaban llorando y llorando. Solo encontramos a otro ministro en el terreno. Había alrededor de 5,000 personas. Comenzamos a orar con ellos, ministrándolos, orar con los oficiales de policía», contó.

Lo que retrata de las manifestaciones es mucha gente herida de sentimientos por la injusticia actual, «Fuimos al frente de la multitud, justo donde la gente hablaba y simplemente les dijimos a los hermanos jóvenes que estaban allí `necesitamos decir algo´. Y comenzamos a orar por las personas. Tuvimos seis, siete mil personas sentadas para escucharnos, para orar. Y muchos de ellos están heridos», dice.

De igual manera, planea recorrer el país en distintos lugares de homenaje a George Floyd, usando métodos de protección como mascarillas para poder orar y predicar a la multitud, pues sabe que la nación necesita la intervención de Dios urgente.

«Necesitamos que los cristianos se preocupen más por eso que todas las otras pequeñas cosas que están sucediendo y necesitamos líderes blancos para hablar», finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.